Seguidores

Página Principal

sábado, 6 de enero de 2018

Reseña: Ready Player One, la nueva producciòn de Warner Bros





Hace siete años se estaba decidiendo qué productora cinematográfica iba a encargarse de llevar Ready Player One a la pantalla grande. Warner Bros fue la que se llevó el premio gordo, aún sin publicarse el libro. Mientras lo leía, me di cuenta que el libro se había escrito con la estructura para hacerlo película, esto es notorio al constatar que Ernest Cline, su escritor, estaba vendiendo los derechos del libro y subastándolos a distintas productoras de Hollywood tiempo antes de su salida a la venta.


Hace días les comenté que estaba leyendo este libro y bueno, por fin lo he terminado. Aprovechando que la adaptación cinematográfica se estrena el 30 de marzo de 2018 y que todavía tienen tiempo por si deciden leer el libro antes de la película, aquí les doy mi opinión de este libro que tan buenas críticas ha recibido.


La historia se desarrolla en un futuro donde los recursos naturales están por terminarse y por lo tanto son demasiado caros, ocasionando que el núcleo de la sociedad como la conocemos se derrumbe y las ciudades se conviertan en nidos de pobreza, desigualdad y vandalismo. Pero según cuenta el protagonista, no todo es malo. Existe un videojuego de realidad virtual que recrea todo un mundo con infinitas posibilidades: Oasis. Su creador, James Halliday, quien muere al principio de la historia, grabó un vídeo que es mostrado a todos los usuarios de Oasis para decirles que toda su herencia y la propiedad de su empresa subsidiaria del juego serán el premio de quien encuentre el Easter Egg que escondió en Oasis. Para encontrarlo, se necesitan primero tres llaves escondidas dentro de Oasis que abren tres puertas que llevan a ciertos desafíos basados en la cultura pop de los años 80. El libro es la historia de lo que pasó después que el protagonista, Wade Watt, encontró la primera llave y se hizo una celebridad mundial.


Un Easter Egg es lo que comúnmente conocemos como "secreto" dentro del juego. Un mundo, un poder, una puerta secreta, que descubrimos a veces accidentalmente, a veces viendo guías, o porque realmente somos buenos "gamers". En el video que dejó Halliday, este explica el primer Easter Egg de la historia, que se encuentra en el juego Adventured de 1978, dejado por su programador, Warren Robinett, de la consola Atari. Cuando leí esta parte, sinceramente sentí bien plasmado lo que siente alguien que le tiene mucho cariño a algo, en este caso Halliday y su amor por los videojuegos de su infancia, que marcaron su vida y su trabajo como diseñador de videojuegos y en especial, de su mundo virtual. Al finalizar su video, dejó la primera pista, un verso. El mismo video está cargado de referencias ochenteras.


Después de este acontecimiento, los usuarios de Oasis empiezan a estudiar las películas, la música, los videojuegos, los cómics y los libros favoritos de Halliday, todos de los 80, buscando cualquier pista que les ayude a encontrar el Huevo. Durante cinco años nadie encontró nada, hasta que un día en la tabla de la competición, aparece el nombre virtual de Wade Watt, Parzival, en el primer lugar de la tabla. El libro es la explicación de lo que sucedió después de eso narrado por el mismo Wade, o sea, que él lo narra en un futuro, contando la verdadera historia de lo que sucedió.


Sinceramente, cuando empecé a leerlo pensé: "¿Pero qué rayos es esto? ". Tenía todos los elementos de ser un libro juvenil y la cosa no pintaba muy bien. Pero a la mitad del libro las cosas empiezan a mejorar y se hace leíble, es ahí cuando lo empecé a disfrutar. Pasan cosas que no pensé que fueran a suceder y la cosa se pone dramática, lo cual me gustó.


Algo que al principio también se me hizo pesado, es que cada página, y aquí no exagero, cada página está cargada de referencias de los años 80. Libros, música, bandas, programas de televisión, películas y videojuegos inundan el libro. Como no soy de esa época, al principio no sabía de qué hablaban, pero conforme pasaban las páginas, fui buscando las referencias y me encontré disfrutando la oportunidad de conocer la cultura pop de esa época. Si entraban a mi cuarto mientras lo leía, podían encontrarme escuchando Pac Man fever con el libro en la mano, o viendo episodios de Ultramar, la cual es una serie japonesa donde un escuadrón defiende a Japón (los monstruos gigantes siempre atacan Japón) de criaturas inmensas. Todo esto hace al libro muy interesante y ameno. Descubrí muchas bandas que me gustaron y que ahora están en mi playlist.


Un aspecto negativo a mi parecer, es que el libro es plano, sin una narración memorable. Es fácil de leer y se puede terminar rápido. Tiene un lenguaje sencillo que me hizo sentir que lo había escrito un adolescente. También a veces se me hacía poco creíble. Sentía muy irreal la trama. No logró convencerme totalmente de la historia.


El libro al principio pensé que defendía uno de los aspectos negativos que yo veo en los videojuegos, el perderse en ellos y olvidarse de la realidad. A mí me gustan mucho, pero siempre he sentido que si uno no tiene cuidado, puede perder momentos valiosos de más calidad que el estar inmerso en una pantalla. En Oasis la gente pasa todo el día conectada a esa realidad virtual. Van a la escuela, trabajan y tienen relaciones de amistad y amorosas dentro. Lo cual les sirve de escape del deprimente mundo y de la realidad sombría en la que viven, que por cierto, el protagonista narra más bien poco de esta, y pienso que el autor lo hizo así de adrede, para enmarcar lo importante que es Oasis en la vida de las personas, muchas veces más que la realidad misma, pues viven ahí todo el tiempo que pueden. Al final del libro me di cuenta que no, que no defendía ese aspecto.


Dejando de lado esa cuestión, Oasis me pareció increíble (lado Gamer activado). Existen todos los tipos de armas, naves, armaduras y accesorios que uno pueda imaginar. El mundo es inmenso y está plagado de planetas con todos los temas posibles, desde una recreación de Tatooine de Star Wars, hasta recreaciones del pasado. Todos los mundos que puedas imaginar están en Oasis, y si no, los puedes programar para que existan. También tu avatar, la imagen que los demás ven de ti dentro del juego, lo puedes personalizar para que sea como tú quieras, con los rasgos que decidas. No existen restricciones de raza. Puedes ser un elfo, un humanoide, un robot, lo que tú quieras. Otro punto interesante es que también hay magia o tecnología. Las posibilidades son infinitas.


Ready Player One se me hizo una lectura agradable, sin grandes pretensiones literarias, sino más bien un tributo a esa época tan característica en la historia. Si te gusta esa época o viviste en ella, podrás encontrarte muchas referencias que te emocionarán. Si eres de otro tiempo, es una oportunidad para ampliar tu cultura general. Pero lo que más me gustó de Ready Player One, es la enseñanza que deja, que no importa qué tan mala sea la realidad y prefiramos perdernos en videojuegos (o en cualquier otra cosa) para olvidarnos de ella, ésta siempre será más bella, hermosa, y digna de vivirse. Y nos da la oportunidad de ser verdaderamente felices. Saludos y que tengan una semana librástica






P.D. Les dejo un trailer de la adaptación del libro.











sábado, 30 de diciembre de 2017

Lo que se viene... y lo que se fue



¡Saludos, lectores! Esta es mi última entrada del año y quiero hacer un resumen de lo que se logró este mes de vida del blog, y de todos los planes y novedades que vendrán en el 2018 para éste. Primeramente quiero agradecer a todas las personas que me apoyaron en esta iniciativa, a los que me dieron ideas para mejorarla y a todos los lectores de mis entradas. Jamás pensé llegar a ochocientas visitas en el primer mes. De verdad, gracias.

Todavía falta mucho camino por recorrer, el blog apenas está en su fase de desarrollo, algo así como en fase beta. Como podrán ver, aún le falta mucho y hay muchos planes para la estructura y organización del mismo, que serán implementados a lo largo del siguiente año. Hay muchas ideas sobre la mesa, muchos planes, que de verdad son geniales y sé que les emocionarán tanto como a mí. Una de esas ideas es la del concurso literario, donde se rifará un objeto secreto, que consta de pasta de celulosa sometida a procesos industriales para formar láminas delgadas y flexibles, protegidas por una portada y que contienen caracteres ordenados de manera que su combinación forman unidades lingüísticas que al interpretarse, comunican una idea o un conjunto de ideas. Jamás les revelaré el nombre de este objeto misterioso, y sé que no sabrán qué es.

También pronto, espero, conocerán a mi colaboradora, que en estos momentos se encuentra escribiendo, también espero, su primera reseña. Algún día, cuando la termine, la verán publicada aquí, en el blog. Me prometió que sería pronto, en verdad eso espero (ojalá lo leas). Su temática será un poco diferente a la mía, pero seguirá la línea para lo que el blog fue creado, libros. Ya la conocerán pronto.

Otra cosa que pasará, y eso será a principios de año, es la participación en las iniciativas de blogs, donde ayudas de manera activa a otros blogs y recibes igual ayuda para tu crecimiento en el mundillo virtual literario. Pero para eso primero se tienen que modificar el diseño y los apartados dentro mi página, cosa en la que ya se está trabajando.

El 2017 fue un año de buenas lecturas, y también les quería compartir los libros que más me gustaron. Y también el más odiado. Esta lista se basa en los libros que leí durante el año.


1. El nombre del viento, de Patrick Rothfuss. Sin duda lo mejor que leí este año. Adictivo y bien escrito. Perfecto a mí gusto. Pueden encontrar la reseña por el mejor reseñador aquí.









2. El juego de Ender, de Orson Scott Card. Increíble. Un libro que se mete mucho en la psicología del personaje y que plantea cuestiones interesantes. Me dejó muy buen sentimiento. Un clásico de la ciencia ficción. Lo reseñaré pronto.








3. El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss. Wow, la verdad todavía no sé cuál me gustó más, si este o el número uno de la lista. Es la continuacón de El nombre del viento. Desarrolla más al personaje y viaja mucho, descubriendo más sobre su búsqueda... Igual, lo reseñaré pronto.









4. El laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón. Llevaba esperando este libro desde que terminé la tercera parte de esta tetralogía encantada y mágica, hace cinco años. Un librazo. Un gran cierre para todo lo que Zafón venía tejiendo desde aquella primera entrega que salió en el 2001, La sombra del viento, y que se convirtió en un fenómeno literario casi inmediato. Como dice la sinopsis oficial: "...un gran homenaje al mundo de los libros, al arte de narrar historias y al vínculo mágico entre la literatura y la vida. Haré una mega reseña de estos cuatro libros.





Esos fueron los libros que más me gustaron, otros destacables fueron Momo, El fin de la eternidad y El padrino. Pero el que no me gustó nada, pero nada de nada, ni siquiera un poquito, fue Rayuela, de Cortázar. No es que el libro sea malo, la verdad me impresionó mucho la manera en la que está escrito, en especial el despilfarro de conocimientos de jazz y pintores del siglo pasado, también algunas técnicas literarias muy bien utilizadas, pero a mí se me hizo muy pesado y difícil de leer. Rayuela te gusta o la odias. No hay más.
 Descubrí y leí libros que de verdad me fascinaron, pero también vi muchos más que necesito leer urgentemente. Este año tengo la meta de leer treinta libros y reseñar tan siquiera el 60%, pues todavía hay muchas reseñas que no he terminado y que iré publicando progresivamente. Entre esos libros ya tengo una idea de cuáles serán:

              











 Se vale soñar


Hay clásicos, románticos, ciencia ficción, fantásticos, thriller, premios nobel, hay de todo. En estos momentos me encuentro leyendo:


Y me está gustando, es fácil de leer y quería empezar al año con algo diferente y pienso que este libro cumple con esa característica. Pero no comentaré mucho ahora. Lo que sí es que no llega a las expectativas que me hice, pero está bien para terminar el año y empezar el que sigue. 

De verdad, espero que este año se esfuercen y logren todas sus metas, y que si una de ellas es leer, encuentren los libros indicados que les llevarán a este vasto universo de imaginación. Les deseo lo mejor para el próximo año y estén pendientes de las novedades, no olviden seguirme y dejar sus comentarios. ¡Saludos y que tengan un año librástico!




lunes, 25 de diciembre de 2017

Reseña: El momento en que todo cambió - Douglas Kennedy

Sinopsis

Hay momentos en los que nos vemos abocados a tomar una decisión. Momentos en los que elegimos, de entre todas las opciones que la vida nos ofrece, un camino y no otro. Estas decisiones, que nos ocupan a menudo tan sólo unos segundos, determinan en realidad el resto de nuestra vida. Pueden cambiarlo todo en un abrir y cerrar de ojos.

Esta novela es el relato de uno de esos momentos: de Berlín en 1984, de un momento que lo cambió todo y de las consecuencias y las huellas que dejó para siempre en los corazones de dos amantes.


Opinión personal

Tengo que admitirlo, me gustan los libros de amor. Sí, lo sé, hace unos días escribí una reseña de un libro macabro y oscuro y hoy me encuentro escribiendo sobre esta desgarradora historia de dos amantes, nostálgico y meditativo, taciturno y melancólico, pensando en las decisiones que he tomado en mi vida y en las consecuencias que han traído a mi presente. Para colmo, el día está teñido de gris y corre un viento de recuerdos. Por un momento me siento en aquella Berlín dividida en dos en 1984, donde se desarrolla el pasado de nuestro protagonista del libro de hoy, Thomas Nesbitt.

Hay mucho que decir de esta novela. Es desgarradora, romántica, hermosa y tiene un aire melancólico, pues Thomas, un escritor que vive recluido en su casa cerca de la montaña en Maine y el cual está pasando por un proceso de divorcio de su actual esposa, recibe un paquete con el nombre de la única mujer que amó y y que tal vez, ha amado toda su vida, Petra Dussmann. Eso lo lleva a recordar su pasado, un pasado que lo cambió para siempre. Un pasado que no existe más, solo en sus recuerdos.

Es una novela que está muy bien narrada, con un lenguaje fluido que te atrapa desde el principio y te hace sentir empatía por Thomas y su situación. Douglas tiene un estilo original de escritura, pues la historia no tiene la estructura común de "principio, desarrollo y fin", sino más bien un "fin, principio, desarrollo y fin", lo que te hace preguntarte cómo una historia te puede atrapar sabiendo el final, y es que, por lo menos yo, cuando vi este libro en la librería y leí la sinopsis que viene en la contraportada, me pregunté: "Rayos, ¿qué le paso a este hombre para terminar roto de esa manera, a tal grado que no se volvió a enamorar?".

A lo largo de nuestra vida tomamos muchas decisiones, pero hay unas pocas que la marcan para siempre, profundamente, y casi siempre estas decisiones llegan sin previo aviso, en un momento repentino donde debemos elegir y tenemos la desventaja de tener tan solo un instante para hacerlo. Esa es la premisa de El momento en que todo cambió. La decisión que cambió para siempre la vida de este escritor  y de su amada Petra. 


"Sólo empezamos a comprender la importancia de un acontecimiento, y sus consecuencias para el panorama general de nuestras vidas, mucho después de su ingreso al reino de la memoria" - Thomas Nesbitt.


La historia se desarrolla, como ya lo mencioné antes, en aquella polémica Berlín dividida en Occidental y Oriental, en un aire de tensión política, y te permite conocer cómo era la vida en ese entonces, en ese lugar del mundo. Thomas vive en la parte pintoresca de la ciudad, donde viven las personas olvidadas, sin familia, y sin pasado, o los que no quieren ser encontrados. La novela es un poco cruda en este aspecto, por lo que recomiendo que solamente sea leída por un público adulto.

Por otra parte, el libro contiene muchas reflexiones sobre el amor, el divorcio, el matrimonio, las decisiones y la vida, desde la perspectiva de un hombre con culpa, con la mayor culpa que puede cargar un ser humano, la de no haber decidido bien, la de no haber sido feliz. Pero, ¿cómo podemos saber las consecuencias de lo que decidimos? ¿Cómo podemos saber si lo que pensamos en ese momento no nos hará desdichados en el futuro? Esa es la cuestión.

La parte que más me gustó fue el final, que es un segundo climax en la historia, la parte más triste, la que me quebró, que puede ser real en nuestras vidas: cuando Thomas se da cuenta que no hay vuelta atrás, que  su vida se ha ido y que aunque se lo pida, el tiempo no volverá, donde se da realmente cuenta de las consecuencias que tuvo "la decisión".

No es un libro convencional de amor y realmente te deja reflexionando en muchos aspectos de la vida y del amor. Es muy realista y si te toma desprevenido, te dejará llorando un rato. Si les gusta este tipo de libros, este no los defraudará. Saludos y hasta la próxima.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Reseña: La canción secreta del mundo - José Antonio Cotrina



Título: La canción secreta del mundo
Autor: José Antonio Cotrina
Editorial: Hidra
Formato: Tabla blanda
Páginas: 512
País: España
Fecha de publicación: 22 de mayo de 2013





Sinopsis

Ariadna es un misterio para todo el mundo, incluso para sí misma. ¿Por qué su ojo izquierdo es completamente negro? ¿Cómo pudo ser rescatada inconsciente de un incendio sin ninguna quemadura? ¿Está en peligro la gente que la rodea?


Opinión personal

Desde que leí La casa en el límite, de uno de los influenciadores principales del escritor de terror H.P. Lovecraft, William Hope Hodgson, me gustaron las novelas con temática oscura y un poco alejada de lo convencional. Y esa es la palabra que define a esta novela: oscura y un poco alejada de lo convencional, y les diré por qué.

La canción secreta del mundo, a pesar de que se podría catalogar como una novela juvenil, es más profunda en temática y en la manera en que el autor lleva al lector a conocer esta historia que gira completamente en cada página.

La novela relata la historia de Ariadna, una joven que tiene su ojo izquierdo completamente negro, cuyo pasado está vedado desde que fue encontrada en una casa llena de sangre, vísceras y muestras de que hubo una batalla. ¿Lo interesante? Ella está intacta y no recuerda nada, solo siente odio, dolor y desasosiego. La historia se desarrolla en el mundo que conocemos, y en un mundo oculto, secreto, que está a la sombra del que vivimos.

El mundo creado por Cotrina es completamente original, llena de matices opresivos y demoníacos. En este viven criaturas llenas de magia y poder, tanto buenas como malas. Pero esta historia se centra más en las malas, lo que la hace atrayente, pues no tiene los típicos personajes buenos que salvan el día. Es un mundo de infinitas posibilidades.

Ariadna, después del incidente en el que es hallada, ha logrado rehacer su vida. Ahora tiene una familia que la ama, un novio que se muere por ella y una vida aparentemente normal. Hasta que empieza a tener sueños extraños y un personaje de su pasado aparece... y también tiene el ojo como ella. Este suceso la irá arrastrando poco a poco hasta las profundidades del más grande abismo y a mundos olvidados y perdidos, y lo que es peor aún, a las entrañas de sus recuerdos, los recuerdos de quién es ella realmente.

Es una novela vertiginosa, con giros inesperados, tan inesperados que no es hasta el final que descubres realmente lo que está pasando. Cotrina no se tienta el corazón con las explicaciones sangrientas y con los sucesos inesperados.

El único punto que no me gustó fue el novio de Ariadna, Mark. Se me hizo soso, el típico amor de: "te amo, hago lo que sea por ti". Es el personaje más cliché que pueda existir. Pero fuera de eso, los demás personajes están bien trabajados.

Si te gustan las historias oscuras, adictivas, retorcidas, crueles y originales, La canción secreta del mundo es para ti. Si te gustan las historias ligeras con final feliz, no la leas, esta será tu más grande pesadilla.





martes, 12 de diciembre de 2017

Reseña: El nombre del viento - Patrick Rothfuss





Llevo aplazando esta reseña hace algún tiempo (como si el blog llevara mucho) por la magnitud de la tarea de hablar de este libro. Y es que escribir sobre un libro que te gustó demasiado y escribir bien es algo muy complicado si tomas en cuenta que hace ocho años un joven estaba buscando reseñas y recomendaciones de libros por la web, y que gracias a, no uno, sino a muchos blogs, pude encontrar el libro que me metió en el mundo de la literatura y cambió mi vida, y que si bien, este no es el libro que encontré, puede llegar a marcar un antes y después para ustedes así como pasó conmigo hace  ocho años.

El nombre del viento es un libro de fantasía que se convirtió en un fenómeno mundial desde su salida en el 2007 y rápidamente se convirtió en un superventas. . Y aunque después de diez años de su salida lo descubrí gracias a un amigo que me lo recomendó, no me arrepiento de haberlo descubierto tarde y en algunos párrafos les diré por qué.

El libro trata sobre la historia de Kvothe (según el libro se pronuncia "Cuouz", según el amigo que me lo recomendó, "Kavote") contada por él mismo a un cronista que se encarga de viajar por el mundo para investigar los acontecimientos más asombrosos y las leyendas y desmitificarlos. Kvothe es una de esas leyendas, una de las que todo el mundo habla, cuenta sus hazañas y se escucha sobre él en las  tabernas de los pueblos y por las calles.



"He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Quizá hayas oído hablar de mí."

                                                                                       -Kvothe.



Sin embargo, en el presente del libro, Kvothe ya no es ni la sombra de lo que alguna vez fue. Encontramos a un hombre derrotado, solo, que solo espera su muerte. ¿Y qué fue lo que pasó para que terminara de esa manera? Convencido por el Cronista, relata su historia en tres días. Un libro por día, y hasta la fecha han salido dos libros. Falta por publicar el tercer y último libro, titulado "Las puertas de piedra" y que se presume será un digno final para este hito moderno de la literatura. Por eso el haberlo encontrado este año y no cuando recién salió ha sido para mí algo bueno. La espera de la salida del último libro ha sido agónica a pesar de que apenas lo leí este año, ahora imagínense quienes leyeron la segunda entrega en el año de su publicación, en el 2011, y han esperado por seis años.

Su escritor, Patrick Rothfuss, es profesor de literatura y filología (el estudio de la cultura a través de su habla y su literatura, por medio de los textos escritos) de la Universidad de Wisconsin. Tiene un grado en Artes en la misma universidad y una maestría en Artes en la Universidad Estatal de Washington. Esta experiencia y educación se ve reflejada en la narración del libro y en la manera en la que está escrito. Su narración es exquisitamente adecuada y pulida, creando atmósferas reales y una sensación de estar viendo una película dentro de tu mente. Es un libro largo al que no le sobran ni le faltan páginas.

Un aspecto muy personal es que Kvothe a veces no me cae bien, sin embargo es como ese amigo que a veces te desespera pero en el fondo lo quieres. Patrick te hace sentir que estás leyendo la vida de alguien real, un personaje que en verdad existe mientras lo lees y esa es la magia de la literatura, magia que no todos los libros tienen y que difícilmente es alcanzada por un escritor. Y no solamente Kvothe es real, todos los personajes del libro lo son.





Es un libro tan profundo en todas sus dimensiones y contiene, según Patrick, trece historias diferentes que se desarrollan y además, no solamente el pasado contado por Kvothe es importante, también existe una trama en el presente que se va deslizando lentamente conforme el libro va a avanzando.

La magia en el libro tiene una explicación que me gustó mucho. No se le da el típico trato de lanzar poderes y crear portales. La magia no es magia en sí y es muy distinta a lo que han visto y leído antes. Aunque sí hay un elemento místico del que no les diré más.... Y mi aspecto favorito es que hay tantas cosas que no sabes de la historia, tantas interrogantes que van surgiendo y que sabes tan poco del enemigo y hasta llegas a dudar de su existencia, que llegas a sentir que necesitas más y más hasta llegar al punto de haber terminado los dos libros y todavía no sabes mucho pero sí lo suficiente para crear tus teorías y sentir esa sutil agonía de desesperación por dilucidar los misterios que encierra la historia.

Por último, la música es el elemento que le da el toque para que sea una obra maestra. El amor que Kvothe tiene por la música es muy grande y él y su laúd cantarán canciones que vas a querer escuchar. Es tanto lo que significa esta parte de la historia para los fans que éstos han hecho versiones de las canciones que se cantan en el libro. Algunas son buenas. Las pueden escuchar en Youtube.

Es un libro que me hizo reír a montones, pensar, aplaudir y hasta llorar, literalmente. Me emocionaba sinceramente y me entristecía conforme pasaba las páginas. Es por eso que este es mi libro favorito que leí este año, aun por encima de otros grandes como El juego de Ender y El padrino, los cuales los reseñaré pronto. Se los recomiendo encarecidamente y espero sus comentarios. Como dice Kvothe: "Que todas sus historias sean alegres y todos sus caminos sean cortos y llanos". Hasta la próxima.






lunes, 11 de diciembre de 2017

Ticket to Ride








Tengo un amigo que siempre está buscando nuevos juegos de mesa para jugar conmigo y otro amigo, o con su otro grupo de amigos, el cual desconozco completamente (¿Celos? ¿Dónde?). ¿En qué se basa para elegir un juego y gastar muchos "dólares" en traer el juego elegido desde el otro lado del océano ya que la mayoría de las veces no se comercializa en México (es caprichoso)? Simplemente hace una búsqueda exhaustiva y disciplinada en los premios más prestigiados de juegos de mesa y el que mejor le coquetea, ese compra. Ya una vez comprado el juego, se comunica con nosotros y nos presume su nuevo bebé.

Cabe aclarar que estos dos amigos de los que hablo terminan jugando la nueva adquisición primero que yo porque a veces cancelo las reuniones y cuando por fin nos reunimos lor tres, ya se saben todos los trucos, las trampas y hasta han inventado nuevas instrucciones que se irán modificando en las siguientes reuniones (así se crean los legendarios instructivos no disponibles en papel y únicamente asequible por tradición oral). Gracias a estos encuentros anteriores a cuando ya estamos los tres presentes, nunca gano. Muy buena excusa y explicación para mis derrotas.

Esta vez le tocó el turno a Ticket to Ride, un juego alemán desarrollado por la compañía Days of Wonder. La idea del juego es básicamente esta: tú y tu grupo de amigos ricos tienen mucho dinero y deciden viajar alguna parte del mundo. Nosotros jugamos la versión de Europa. El que viaje más y con más clase gana.

Al empezar, eliges un color de vagones de tren, los cuales te servirán para viajar de una ciudad a otra y construirán las huellas de los destinos que has visitado en tu travesía. La mecánica consiste en tarjetas de misiones que te son repartidas al principio del juego que te indican qué ciudades conectar para que te den más puntos extras a parte de los que se te dan por viajar de una ciudad a otra, repartidas a cada jugador al principio del juego. Durante tu turno puedes tomar tarjetas que te ayudarán a viajar, elegir nuevas misiones, viajar o poner estaciones que te permiten usar los vagones de tus enemigos.

El juego acaba cuando cualquier jugador se queda únicamente con dos vagones y prácticamente dice lo siguiente: "Bien, chicos, ya viajamos lo suficiente, amé, me divertí, lloré, me rompieron el corazón, me metieron a la carcel una noche y se acabaron los fondos, es hora de ver quién viajó más y mejor". Es entonces cuando llega la hora de contar todos los puntos hechos y sumarlos. El jugador con más puntos gana.

 Cuando nosotros llegamos a ese punto pasó algo muy interesante. Y esta es la parte dolorosa a la que no quería llegar, pero ya les di un adelanto al principio del post. El primer jugador en sumar sus puntos hizo una cantidad considerable. Después tocó mi turno e increíblemente había hecho más puntos que mi amigo, había ganado. Sí, estaba seguro de eso, lo había rebasado por bastante, y era indudablemente el vencedor. Eso hasta que llegó la cuenta de los otros dos jugadores. También jugó la hermana de quien compra los juegos compulsivamente con Amazon One Click y resultó que ella tenía más puntos que todos. Mis gritos de victoria y demostración de mi superioridad pasaron a ser simplemente ecos del pasado y de derrota. Había vuelto a perder, y peor aún, ganó alguien que como yo, jugaba Ticket to Ride por primera vez, derrumbando mi excusa de por qué no gano nunca. Gracias, Viridiana.

Disfruté mucho Ticket to Ride, es simplemente increíble y muy divertido. Durante todo el juego estás planeando tus estrategias. Es algo muy diferente a lo que había jugado antes y esa sensación me dejó con buen sabor de boca. Me gustó mucho y se los recomiendo. Si alguna vez tienen la oportunidad de jugarlo o comprarlo, ¡háganlo! Como anécdota final, jugamos una segunda y última partida, en la cual terminé tan mal que me rendí en mi último turno y ni siquiera conté mis puntos. Creo que mi excusa ya es completamente inválida.







sábado, 2 de diciembre de 2017

Un mago de Terramar - Usula K. Le Guin

Es curioso que mi primer post sea esta reseña. También que haga este blog en lugar de los proyectos que tengo para la siguiente semana lo es. Pero después de tanto tiempo planeando hacer esto y al tenerlo por fin delante de mí, me hacen sentir ansioso de empezar a escribir en él. Y quise empezar a hacerlo sobre este libro que, personalmente, guarda un lugar muy importante en mí: Un mago de Terramar. No es el primero ni el último, pero lo leí en una época de mi vida donde le podía dedicar más tiempo a la lectura porque no trabajaba. En realidad, todo el blog de eso se tratará, de libros. También de algunas cosas de mi vida y otros temas variados, pero, ¿acaso esos no son también libros?

El mítico estudio Ghibli, del que hablaré un día de estos, hizo una película basada en la saga de Terramar, a la que pertenece este libro, de la escritora estadounidense Ursula K. Le Guin. En sí, la película es una combinación de los 6 libros de la saga, no sigue la línea de los libros y el desarrollo de cada personaje y su trato es diferente al que se les da en los libros.
¿El resultado? Una magnífica obra visual con música sorprendente (en especial la canción Teru no Uta) que más que fiel al libro, es un homenaje a la obra de Le Guin y su increíble historia de fantasía. Y así es como conocí este libro, viendo la película. Y ésta me gustó bastante, tanto que decidí buscar el libro. Me leí todos de un tirón. Pero hoy, particularmente hablaré del primero.


Un mago de Terramar relata la historia de Ged, un joven que vive en una isla de un vasto archipiélago, y su aprendizaje que lo llevó a ser el mago más poderoso de su tiempo, el archimago. No es una obra típica de fantasía. Su principal característica es que los personajes no son perfectos, tienen miedos y cometen errores, y en esto se basa este primer libro, en especial en los errores de Ged, que se tiene que enfrentar a su peor enemigo para llegar a ser el mago poderoso que se muestra en los libros posteriores: sí mismo. Es un libro que nos enseña lo importante de enfrentar los errores que cometemos y no huir de ellos. También las consecuencias del orgullo y del usar nuestras facultades de una manera desmedida y egoísta. El principal miedo de Ged es enfrentarse a eso. ¿Quién no ha tenido esos miedos antes?

Otro aspecto que me gustó es que el libro está escrito con la estructura de un cuento antiguo, como un relato que se cuenta que pasó hace muchísimo tiempo, y eso le da cierto toque especial al libro.

Me gusta el trato que se le da a la magia y en especial a los dragones y su lengua antigua, la lengua de la magia. Pero bueno, esos son detalles en los que no abundaré mucho, pues los tienen que descubrir cuando los lean. Si les gustan los libros de fantasía y buscan algo diferente a los libros del género de hoy en día, este libro es para ustedes.


Me despido dejándoles un gran saludo. ¡Gracias por pasar a mi blog!