Seguidores

Página Principal

sábado, 6 de enero de 2018

Reseña: Ready Player One, la nueva producciòn de Warner Bros





Hace siete años se estaba decidiendo qué productora cinematográfica iba a encargarse de llevar Ready Player One a la pantalla grande. Warner Bros fue la que se llevó el premio gordo, aún sin publicarse el libro. Mientras lo leía, me di cuenta que el libro se había escrito con la estructura para hacerlo película, esto es notorio al constatar que Ernest Cline, su escritor, estaba vendiendo los derechos del libro y subastándolos a distintas productoras de Hollywood tiempo antes de su salida a la venta.


Hace días les comenté que estaba leyendo este libro y bueno, por fin lo he terminado. Aprovechando que la adaptación cinematográfica se estrena el 30 de marzo de 2018 y que todavía tienen tiempo por si deciden leer el libro antes de la película, aquí les doy mi opinión de este libro que tan buenas críticas ha recibido.


La historia se desarrolla en un futuro donde los recursos naturales están por terminarse y por lo tanto son demasiado caros, ocasionando que el núcleo de la sociedad como la conocemos se derrumbe y las ciudades se conviertan en nidos de pobreza, desigualdad y vandalismo. Pero según cuenta el protagonista, no todo es malo. Existe un videojuego de realidad virtual que recrea todo un mundo con infinitas posibilidades: Oasis. Su creador, James Halliday, quien muere al principio de la historia, grabó un vídeo que es mostrado a todos los usuarios de Oasis para decirles que toda su herencia y la propiedad de su empresa subsidiaria del juego serán el premio de quien encuentre el Easter Egg que escondió en Oasis. Para encontrarlo, se necesitan primero tres llaves escondidas dentro de Oasis que abren tres puertas que llevan a ciertos desafíos basados en la cultura pop de los años 80. El libro es la historia de lo que pasó después que el protagonista, Wade Watt, encontró la primera llave y se hizo una celebridad mundial.


Un Easter Egg es lo que comúnmente conocemos como "secreto" dentro del juego. Un mundo, un poder, una puerta secreta, que descubrimos a veces accidentalmente, a veces viendo guías, o porque realmente somos buenos "gamers". En el video que dejó Halliday, este explica el primer Easter Egg de la historia, que se encuentra en el juego Adventured de 1978, dejado por su programador, Warren Robinett, de la consola Atari. Cuando leí esta parte, sinceramente sentí bien plasmado lo que siente alguien que le tiene mucho cariño a algo, en este caso Halliday y su amor por los videojuegos de su infancia, que marcaron su vida y su trabajo como diseñador de videojuegos y en especial, de su mundo virtual. Al finalizar su video, dejó la primera pista, un verso. El mismo video está cargado de referencias ochenteras.


Después de este acontecimiento, los usuarios de Oasis empiezan a estudiar las películas, la música, los videojuegos, los cómics y los libros favoritos de Halliday, todos de los 80, buscando cualquier pista que les ayude a encontrar el Huevo. Durante cinco años nadie encontró nada, hasta que un día en la tabla de la competición, aparece el nombre virtual de Wade Watt, Parzival, en el primer lugar de la tabla. El libro es la explicación de lo que sucedió después de eso narrado por el mismo Wade, o sea, que él lo narra en un futuro, contando la verdadera historia de lo que sucedió.


Sinceramente, cuando empecé a leerlo pensé: "¿Pero qué rayos es esto? ". Tenía todos los elementos de ser un libro juvenil y la cosa no pintaba muy bien. Pero a la mitad del libro las cosas empiezan a mejorar y se hace leíble, es ahí cuando lo empecé a disfrutar. Pasan cosas que no pensé que fueran a suceder y la cosa se pone dramática, lo cual me gustó.


Algo que al principio también se me hizo pesado, es que cada página, y aquí no exagero, cada página está cargada de referencias de los años 80. Libros, música, bandas, programas de televisión, películas y videojuegos inundan el libro. Como no soy de esa época, al principio no sabía de qué hablaban, pero conforme pasaban las páginas, fui buscando las referencias y me encontré disfrutando la oportunidad de conocer la cultura pop de esa época. Si entraban a mi cuarto mientras lo leía, podían encontrarme escuchando Pac Man fever con el libro en la mano, o viendo episodios de Ultramar, la cual es una serie japonesa donde un escuadrón defiende a Japón (los monstruos gigantes siempre atacan Japón) de criaturas inmensas. Todo esto hace al libro muy interesante y ameno. Descubrí muchas bandas que me gustaron y que ahora están en mi playlist.


Un aspecto negativo a mi parecer, es que el libro es plano, sin una narración memorable. Es fácil de leer y se puede terminar rápido. Tiene un lenguaje sencillo que me hizo sentir que lo había escrito un adolescente. También a veces se me hacía poco creíble. Sentía muy irreal la trama. No logró convencerme totalmente de la historia.


El libro al principio pensé que defendía uno de los aspectos negativos que yo veo en los videojuegos, el perderse en ellos y olvidarse de la realidad. A mí me gustan mucho, pero siempre he sentido que si uno no tiene cuidado, puede perder momentos valiosos de más calidad que el estar inmerso en una pantalla. En Oasis la gente pasa todo el día conectada a esa realidad virtual. Van a la escuela, trabajan y tienen relaciones de amistad y amorosas dentro. Lo cual les sirve de escape del deprimente mundo y de la realidad sombría en la que viven, que por cierto, el protagonista narra más bien poco de esta, y pienso que el autor lo hizo así de adrede, para enmarcar lo importante que es Oasis en la vida de las personas, muchas veces más que la realidad misma, pues viven ahí todo el tiempo que pueden. Al final del libro me di cuenta que no, que no defendía ese aspecto.


Dejando de lado esa cuestión, Oasis me pareció increíble (lado Gamer activado). Existen todos los tipos de armas, naves, armaduras y accesorios que uno pueda imaginar. El mundo es inmenso y está plagado de planetas con todos los temas posibles, desde una recreación de Tatooine de Star Wars, hasta recreaciones del pasado. Todos los mundos que puedas imaginar están en Oasis, y si no, los puedes programar para que existan. También tu avatar, la imagen que los demás ven de ti dentro del juego, lo puedes personalizar para que sea como tú quieras, con los rasgos que decidas. No existen restricciones de raza. Puedes ser un elfo, un humanoide, un robot, lo que tú quieras. Otro punto interesante es que también hay magia o tecnología. Las posibilidades son infinitas.


Ready Player One se me hizo una lectura agradable, sin grandes pretensiones literarias, sino más bien un tributo a esa época tan característica en la historia. Si te gusta esa época o viviste en ella, podrás encontrarte muchas referencias que te emocionarán. Si eres de otro tiempo, es una oportunidad para ampliar tu cultura general. Pero lo que más me gustó de Ready Player One, es la enseñanza que deja, que no importa qué tan mala sea la realidad y prefiramos perdernos en videojuegos (o en cualquier otra cosa) para olvidarnos de ella, ésta siempre será más bella, hermosa, y digna de vivirse. Y nos da la oportunidad de ser verdaderamente felices. Saludos y que tengan una semana librástica






P.D. Les dejo un trailer de la adaptación del libro.