Seguidores

Página Principal

lunes, 25 de diciembre de 2017

Reseña: El momento en que todo cambió - Douglas Kennedy

Sinopsis

Hay momentos en los que nos vemos abocados a tomar una decisión. Momentos en los que elegimos, de entre todas las opciones que la vida nos ofrece, un camino y no otro. Estas decisiones, que nos ocupan a menudo tan sólo unos segundos, determinan en realidad el resto de nuestra vida. Pueden cambiarlo todo en un abrir y cerrar de ojos.

Esta novela es el relato de uno de esos momentos: de Berlín en 1984, de un momento que lo cambió todo y de las consecuencias y las huellas que dejó para siempre en los corazones de dos amantes.


Opinión personal

Tengo que admitirlo, me gustan los libros de amor. Sí, lo sé, hace unos días escribí una reseña de un libro macabro y oscuro y hoy me encuentro escribiendo sobre esta desgarradora historia de dos amantes, nostálgico y meditativo, taciturno y melancólico, pensando en las decisiones que he tomado en mi vida y en las consecuencias que han traído a mi presente. Para colmo, el día está teñido de gris y corre un viento de recuerdos. Por un momento me siento en aquella Berlín dividida en dos en 1984, donde se desarrolla el pasado de nuestro protagonista del libro de hoy, Thomas Nesbitt.

Hay mucho que decir de esta novela. Es desgarradora, romántica, hermosa y tiene un aire melancólico, pues Thomas, un escritor que vive recluido en su casa cerca de la montaña en Maine y el cual está pasando por un proceso de divorcio de su actual esposa, recibe un paquete con el nombre de la única mujer que amó y y que tal vez, ha amado toda su vida, Petra Dussmann. Eso lo lleva a recordar su pasado, un pasado que lo cambió para siempre. Un pasado que no existe más, solo en sus recuerdos.

Es una novela que está muy bien narrada, con un lenguaje fluido que te atrapa desde el principio y te hace sentir empatía por Thomas y su situación. Douglas tiene un estilo original de escritura, pues la historia no tiene la estructura común de "principio, desarrollo y fin", sino más bien un "fin, principio, desarrollo y fin", lo que te hace preguntarte cómo una historia te puede atrapar sabiendo el final, y es que, por lo menos yo, cuando vi este libro en la librería y leí la sinopsis que viene en la contraportada, me pregunté: "Rayos, ¿qué le paso a este hombre para terminar roto de esa manera, a tal grado que no se volvió a enamorar?".

A lo largo de nuestra vida tomamos muchas decisiones, pero hay unas pocas que la marcan para siempre, profundamente, y casi siempre estas decisiones llegan sin previo aviso, en un momento repentino donde debemos elegir y tenemos la desventaja de tener tan solo un instante para hacerlo. Esa es la premisa de El momento en que todo cambió. La decisión que cambió para siempre la vida de este escritor  y de su amada Petra. 


"Sólo empezamos a comprender la importancia de un acontecimiento, y sus consecuencias para el panorama general de nuestras vidas, mucho después de su ingreso al reino de la memoria" - Thomas Nesbitt.


La historia se desarrolla, como ya lo mencioné antes, en aquella polémica Berlín dividida en Occidental y Oriental, en un aire de tensión política, y te permite conocer cómo era la vida en ese entonces, en ese lugar del mundo. Thomas vive en la parte pintoresca de la ciudad, donde viven las personas olvidadas, sin familia, y sin pasado, o los que no quieren ser encontrados. La novela es un poco cruda en este aspecto, por lo que recomiendo que solamente sea leída por un público adulto.

Por otra parte, el libro contiene muchas reflexiones sobre el amor, el divorcio, el matrimonio, las decisiones y la vida, desde la perspectiva de un hombre con culpa, con la mayor culpa que puede cargar un ser humano, la de no haber decidido bien, la de no haber sido feliz. Pero, ¿cómo podemos saber las consecuencias de lo que decidimos? ¿Cómo podemos saber si lo que pensamos en ese momento no nos hará desdichados en el futuro? Esa es la cuestión.

La parte que más me gustó fue el final, que es un segundo climax en la historia, la parte más triste, la que me quebró, que puede ser real en nuestras vidas: cuando Thomas se da cuenta que no hay vuelta atrás, que  su vida se ha ido y que aunque se lo pida, el tiempo no volverá, donde se da realmente cuenta de las consecuencias que tuvo "la decisión".

No es un libro convencional de amor y realmente te deja reflexionando en muchos aspectos de la vida y del amor. Es muy realista y si te toma desprevenido, te dejará llorando un rato. Si les gusta este tipo de libros, este no los defraudará. Saludos y hasta la próxima.

1 comentario: